La primera medida y una de las más efectivas contra el robo son las barreras físicas. Las barreras físicas implican que para acceder a nuestra propiedad el delincuente debe romper estas para conseguir entrar, por lo cual conllevará mas tiempo y ruido que lo consiga, reduciendo sustancialmente su periodo de actuación. En muchos casos el efecto disuasorio hace que desistan o desestimen esta propiedad. El coste de puertas, persianas o verjas de seguridad es amortizado muy rápidamente y no conlleva casi mantenimiento.

Nuestro socio en la rama de seguridad física es la empresa Alullan, que lleva mas de 25 años en el sector de la fabricación e instalación de barreras físicas y podrán aconsejar la mejor manera de proteger su propiedad.

www.alullan.es