No cabe duda de que la parte más negativa de los sistemas de alarma es cuando saltan sin motivo aparente. Nos asustan con su estruendo y, finalmente, sólo era una falsa alarma. Sin embargo, nadie duda de la importancia de estos sistemas, pues como su propio nombre indica nos alarman sobre un posible peligro: un incendio, la intrusión de alguien ajeno en nuestro hogar, etc.  Si conseguimos evitar que las alarmas salten de forma innecesaria ganaremos tiempo, pero sobre todo evitaremos preocuparnos o asustarnos. Para conseguirlo sólo hace falta ser cuidadoso.

Cuando una alarma comienza a sonar será necesario detectar qué ha producido que el sistema se ponga en funcionamiento. Entre las principales causas de falsa alarma, la más común suele ser el error humano. Es conveniente estar mentalizado para evitar esos errores que pueden hacer saltar la alarma. Generalmente, estos sistemas de alarma están conectados con una central que se encarga de verificar el motivo por el que ha saltado esa alarma para mayor comodidad del cliente.

Desde Viserco te presentamos una serie de consejos para evitar, en la medida de lo posible, las falsas alarmas:

  • Aunque no lo parezca, los sistemas de detección de humo deben limpiarse de manera frecuente para eliminar el polvo de los mismos.
  • Los detectores de humo deben sustituirse al menos una vez cada diez años.
  • Todas las personas que entren en tu hogar deberán tener conocimiento de los sistemas de alarma de tu hogar, así como de la importancia de hacer un uso adecuado de los mismos.
  • Será necesario realizar los mantenimientos necesarios a los sistemas de alarma como, por ejemplo, sustituir las baterías o pilas.
  • Si te surgen dudas sobre si el sistema funciona de forma correcta, puedes consultarle a tu proveedor de alarmas.

 

Leave a reply